Archivo de artículos

De nuevo Narciso

Me despierto. Veo el reloj. Son las 10:00 am. La pereza apenas me deja abrir los ojos. Una deliciosa sensación había dejado en mí el sueño. Pero luego el placer se torna diferente. Abro los ojos y miro el techo. Tomo un nivel de conciencia inédita para mí. Siento como respiro. Nunca había...

Cupido XXI

De súbito se acercó y sin perder tiempo le susurró con suaves palabras: “¿Por qué lo dejaste?”. El chico, con el rostro aún marcada por la tensión, se volvió, y frunciendo el cejo le reprochó “¿Quién eres tú? ¿De dónde saliste? ¿Por qué te metes en mi vida?”. El de ojos café sonrió con serenidad....

El reencuentro

_ Ven, puedes pasar. Daniil cruzó el umbral de la estrecha puerta. _ ¿Por qué? ¿Por qué yo? – preguntó sintiendo como su cuerpo sudaba frío. El anfitrión prendió otra lamparilla y la habitación, pese a la tenuidad, pudo apreciarse toda. Daniil recorrió despacio cada rincón. Arrastraba sus pies como...

El camarada

Y ahí llega el camarada. Viene de la guerra que ha concluido ya. Su cuerpo se le ve agotado, pero en sus ojos trae el brillo de la esperanza de una vida nueva. Entra con vigorosos pasos en su ciudad amada. Tal vez esta no se encuentre tan bella como antes: las sorpresas que las bombas traen se...

El sueño de Eros

El despertar fue brusco. Todo su cuerpo sudaba y temblaba ante un desconocido frío. Sentado sobre su cama intentaba recobrar la tranquilidad. _ ¿Qué ha sucedido? – preguntó la madre que llegaba – Tu grito ha hecho que tome a Miedo de la mano. Me ha traído corriendo. _ Solo ha sido un sueño, madre –...

La cámara

Sé que había prometido no enamorarme. Preferí no probar nunca al néctar del amor como medida preventiva al sufrimiento que acompañaría a la decepción. Pero sus ojos eran como los míos: nuestras almas parecían destinadas a andar juntas. Entonces me dejé llevar... Las primeras semanas fueron de puro...

¿Placer?

Stas([1]) se había ido a la guerra porque no podía permitir que unos extranjeros malditos entraran en su Patria y la maltrataran. Solo de saber que mujeres, ancianos y niños eran asesinados por los nazis la sangre hervía en sus venas. En el combate era el primero en gritar y de todos el más...

El Sol, el padre y el hijo

Llegó a caballo de muy lejos. En su rostro se contemplaba el cansancio, pero en sus ojos aún perduraba el brillo del viejo deseo. Ya era de noche, y solo la Luna le dio la bienvenida de regreso al hogar de la infancia. Nadie custodiaba las puertas y las torres de las murallas estaban oscuras y...

Adán y el amor

Hace poco había surgido la vida en la Tierra. Plantas y animales se esparcían por doquier poblando cada rincón. Y en esta casi súbita llegada al mundo, cada quien buscaba su pareja. Claro, no hubo pocas equivocaciones, por lo que en aquellos tiempos se podía ver como resultado de dispares uniones,...

el forastero y Alegría

El forastero había llegado preguntando sobre todo. Cuestionaba todas nuestras ideas y a cada minuto se le veía más confundido. Nadie supo de dónde salió, y por mucho que él mismo lo explicara a nosotros nos resultaba imposible entenderle, y a pesar de que aprendió con rapidez nuestra lengua no se...