Botsuana, el país de las cebras

Botsuana, cuyo nombre oficial es República de Botsuana (en inglés: Republic of Botswana; en setsuana: Lefatshe la Botswana), es un país soberano sin salida al mar del sur de África cuya forma de gobierno es la república parlamentaria. Su territorio está dividido en nueve distritos. La capital del país es la ciudad de Gaborone.

Geográficamente el país se extiende sobre terreno llano, con un 70% de su superficie cubierta por el desierto de Kalahari. Limita con Sudáfrica al sur y sureste, con Namibia al oeste y al norte, con Zimbabue al noreste y al norte con Zambia en un solo punto. Ocupa el puesto 48 en países por superficie.

Botsuana fue uno de los países más pobres de África en el momento en que se independizó del Reino Unido en 1966, con un PIB per cápita de alrededor de los 70 dólares. Botsuana se ha transformado, pasando a las filas de la condición de ingresos para convertirse en una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo con una tasa de crecimiento promedio anual de 9 por ciento con un PIB (PPA) per cápita de alrededor de 14.800 dólares, según estimaciones del FMI en 2010.

El historial de Botsuana destaca un buen gobierno y crecimiento económico apoyado por una gestión macroeconómica prudente y fiscal, que contrasta con los altos niveles de pobreza en el país, la desigualdad y los indicadores de desarrollo humano. Mientras que el gasto en educación es alto, siendo del 10% del PIB y se han conseguido logros educativos, incluyendo la provisión de educación casi universal y gratuita; los resultados no han saciado las capacidades y necesidades laborales de Botsuana. El desempleo ha sido persistentemente elevado en una cifra cercana del 20%. Los ingresos familiares son mucho más bajos en las zonas rurales que en las urbanas (HIES 2002/03), y mientras que las tasas de pobreza rural han disminuido, siguen siendo significativamente más altas que en las urbanas. La tasa de infección por VIH/SIDA ha mejorado como resultado de una agresiva introducción del gobierno en la lucha contra la enfermedad: en 2009 se estimaba un total de 320.000 ciudadanos infectados; los medicamentos son proporcionados gratuitamente a los ciudadanos.

El país ha tratado de diversificar su economía en los últimos años, aunque en 2008 dependía en gran medida de los servicios (45,2%), la industria (52,9%), y agricultura (1,9%) estrechamente vinculadas con el comercio con Sudáfrica.

Los batswana, un término usado también para denotar a todos los ciudadanos de Botsuana, se refiere al principal grupo étnico del país (los "Tswana" en Sudáfrica), la cual entró en el área de Sudáfrica durante las guerras zulúes de los primeros años del siglo XIX, el llamado Mfecane. Antes de los contactos con Europa, los batswana vivían como pastores y granjeros bajo dominio tribal.

En el siglo XIX, se rompieron las hostilidades entre los batswana y los colonos bóer de Transvaal. Tras apelaciones de ayuda de los batswana, el gobierno británico, en febrero de 1885, instauró el protectorado de Bechuanalandia. El territorio norte permaneció bajo administración directa y es la actual Botsuana, mientras que el territorio sureño se hizo parte de la Colonia del Cabo y es ahora parte de la provincia noroccidental de Sudáfrica; la mayoría de la gente de habla setswana vive hoy en Sudáfrica.

A pesar de la presión sudafricana, los habitantes del protectorado de Bechuanalandia, Basutolandia (ahora Lesoto), y Suazilandia en 1907 pidieron y recibieron seguridades británicas de que no serían incluidos en la propuesta Unión de Sudáfrica. Una expansión de la autoridad central británica y la evolución del gobierno tribal resultó en el establecimiento en 1920 de dos consejos de asesoría representando a los africanos y europeos. Proclamaciones en 1934 regularizaron los poderes y dominio tribal. Un consejo asesor europeo-africano se formó en 1951, y la constitución de 1961 estableció un consejo legislativo consultante.

En junio de 1964, Gran Bretaña aceptó las propuestas para un autogobierno democrático en Botsuana. La sede de gobierno fue trasladada desde Mafikeng, en Sudáfrica, a la establecida Gaborone en 1965. Desde entonces, Botsuana es el único país de África sin golpes de estado y además uno de los más estables. La constitución de 1965 condujo a las primeras elecciones generales y a la independencia en septiembre de 1966. Seretse Khama, un líder del movimiento independentista y el legítimo reclamador al gobierno tradicional de los Bamangwato, fue elegido como el primer presidente, re-electo dos veces, y murió en su cargo en 1979. La presidencia pasó al vicepresidente, Ketumile Masire, quien fue elegido en su propio derecho en 1984 y reelecto en 1989 y 1994. Masire se retiró del cargo en 1998. La presidencia pasó al vicepresidente, Festus Mogae, quien fue elegido en su propio derecho en 1999. Mogae ganó un segundo periodo en las elecciones celebradas el 30 de octubre de 2004.

(Tomado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Botsuana)