Rusia define la expansión de la OTAN como uno de los mayores peligros

La expansión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la desestabilización de algunas regiones son unos de los mayores peligros militares para Rusia.

Así recoge la nueva redacción de la Doctrina Militar –documento que establece los objetivos de la política de Defensa rusa– aprobada por el presidente Vladímir Putin y publicada este viernes en la web del Kremlin.

PELIGROS MILITARES EXTERNOS

"El incremento del potencial de la OTAN, la ampliación de sus funciones globales y la aproximación de la infraestructura militar de los países miembros a las fronteras de Rusia es uno de los mayores peligros militares externos", indica el documento.

Otro peligro es la "desestabilización de la situación en algunos países y regiones, el menoscabo de la seguridad global y regional y el aumento de los contingentes militares extranjeros desplegados en países limítrofes con Rusia", dice el texto.

El documento también recoge el peligro militar de las "reclamaciones territoriales a Rusia y sus aliados, así como la injerencia en sus asuntos internos".

AMENAZAS INTERNAS

En cuanto a los peligros militares internos, el documento señala que son las "acciones dirigidas al cambio violento del régimen constitucional, la desestabilización de la situación política y social, y la desorganización de la labor de las entidades públicas, de las empresas importantes y de los organismos militares".

Asimismo es una amenaza interna la "actividad de grupos terroristas y personas dirigida a socavar la soberanía, la unidad y la integridad territorial de la Federación Rusa".

LA BASE DE LA SEGURIDAD

El principio básico de la nueva Doctrina Militar es la prevención de un conflicto nuclear.

"La prevención de un conflicto nuclear, así como de cualquier otro conflicto bélico, es la base de la Doctrina Militar rusa", dice el documento.

Al mismo tiempo, Rusia se reserva el derecho de asestar un golpe nuclear como respuesta a una agresión foránea con igual tipo de armamento. Esta cláusula ya figuraba en la redacción anterior de la Doctrina Militar rusa aprobada en 2010.

DEFENSA CONJUNTA E INTERESES ÁRTICOS

En cuanto a las cláusulas completamente nuevas, cabe destacar las que se refieren a los intereses de Rusia en el Ártico y a las relaciones aliadas con Abjasia y Osetia del Sur.

Se habla, en particular, del desarrollo de la cooperación con la República de Abjasia y la República de Osetia del Sur en materia de "seguridad y defensa conjunta".

Otra cláusula incluida por primera vez en la Doctrina Militar rusa es la relativa a los intereses rusos en el Ártico. En tiempos de paz, la defensa de los intereses árticos será una de las principales tareas de las Fuerzas Armadas rusas.

(TOMADO DE SPUTNIKNEWS)