La conspiración de los dioses

El reencuentro

_ Ven, puedes pasar. Daniil cruzó el umbral de la estrecha puerta. _ ¿Por qué? ¿Por qué yo? – preguntó sintiendo como su cuerpo sudaba frío. El anfitrión prendió otra lamparilla y la habitación, pese a la tenuidad, pudo apreciarse toda. Daniil recorrió despacio cada rincón. Arrastraba sus pies como...

Comentario a La conspiración de los dioses